El huracán Lorena, que castigó desde la madrugada de ayer sábado 21 de septiembre de 2019 con fuertes vientos y lluvias a la turística península mexicana de Baja California, se degradó a tormenta tropical, apuntando su nuevo destino el estado de Sonora.

De acuerdo al Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, la tormenta se ubicaba a 145 kms. al sur del puerto de Guaymas con vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros/hora (kph), desplazándose a 19 kph rumbo a la parte continental de México.

Las previsiones anticipan un rápido debilitamiento de Lorena, después de que arribe a la costa de Sonora la madrugada del domingo.

Aunque las lluvias y vientos continuaban siendo un peligro en la región Baja California-Sonora, hasta el momento las autoridades locales de la primera entidad no habían reportado víctimas ni daños considerables, hasta el momento.

Sin embargo las autoridades del estado de BC, habilitaron refugios temporales, mismos que ya eran ocupados por cientos de personas.

El ciclón ha provocado intensas lluvias en la semana en estados de la costa occidental de México, también golpeados por la tormenta tropical Mario, que se ubicaba muy cerca de Lorena a 370 kilómetros al sur de la península Baja de California.

Autoridades advirtieron sobre posibles deslaves, desbordamientos de ríos o afectaciones en vialidades,  por lo que hicieron el llamado a la ciudadania a tomar las medidas de precaucion pertinentes, especialmente a los que viven en zonas de riesgo en esta temporada de lluvias.

– con información de Reuters

Deja un comentario