"Coyolxauqui refleja el cariño de los humanos hacia los dioses": Raúl Arana Álvarez


Por Leslie Varela

CIUDAD DE MÉXICO, México, (N22).- 




“El hallazgo de la Coyolxauqui  me marcó porque nos hizo entender lo que nos dejaron nuestros antepasados, este tipo de escultura, la forma en que la tallaron, la calidad de lo que expresa, lo que es, hace sentir la grandeza que tuvieron los mexicas y todas nuestras culturas en México. Con las herramientas rudimentarias que tenían; lograr una escultura tan bella, tan bien lograda sin necesidad de tener el metal. Lo que reflejan es el cariño de los seres humanos hacia lo que es la representación de los dioses en lo que es la naturaleza convertida en dioses”, abundó para Agencia N22, el antropólogo Raúl Arana Álvarez.

“La mayor aportación a la arqueología que ha dado el maestro ha sido el proyecto el monolito de Coyolxauhqui  encontrado en el Templo Mayor en 1978. Desde muy joven llegó a México pero en diferentes ocasiones ha hecho trabajos en su propio estado como en los estados de Guerrero, Estado de México o Morelos. Este es un momento de cosecha de todo lo que se ha sembrado en 50 años y es cuando más te buscan y cuando más puedes ayudar a los jóvenes  y aportar experiencia”, comentó la etnóloga Marina Anguiano Hernández.

Organizaciones Civiles de Nayarit otorgaron este miércoles varios reconocimientos al arqueólogo Raúl Arana Álvarez  por 50 años de trayectoria profesional en el Centro Cultural José Martí.

Integrantes de la Comunidad Nayarita en la Región de Anáhuac; la Asociación de Periodistas y Escritores de Nayarit; Fundación Isidro Fabela, en Nayarit; Sociedad Propulsora Amado Nervo, y la Barra literaria Alí Chumacero acudieron al encuentro para rendir homenaje al maestro nayarita, donde fueron entregados Diplomas y una pluma conmemorativa “Amorosa raíz”, ésta última otorgada por la Barra  Literaria Alí Chumacero.

El economista e investigador Francisco Javier Castellón Fonseca, refirió que el maestro Arana ha hecho aportaciones a la arqueología nacional y a él le corresponde el mayor hallazgo del siglo XX en México.
“Son historias de vida que deben repercutir e incentivar a los jóvenes a estudiar Ciencias Sociales: Arqueología, Historia, a recuperar la historia como elemento de identidad; por eso estamos aquí este grupo de nayaritas ofreciendo un homenaje a don Raúl”.

Marina Anguiano Hernández agregó que en términos de arqueología, Nayarit es un estado aun virgen.
“Hay muchísimos sitios arqueológicos que no se han trabajado, no se han descubierto que en mi caso yo los localicé de acuerdo a las fuentes históricas del siglo XVI y XVII que ahí están señaladas pero no se han hecho las exploraciones, se requeriría un presupuesto muy alto y personal, ya que en Nayarit solo hay dos arqueólogos y un etnólogo de planta para todo el estado en el Centro regional de Nayarit”, dijo. 

Apachurrado por tanta buena vibra: Raúl Arana
Conmovido por los reconocimientos que le fueron conferidos por las cinco organizaciones Raúl Arana se dijo estar contento y agradecido.
Arana agregó que no se trata de un reconocimiento es una lluvia de reconocimientos: me siento realmente muy feliz no lo esperaba,  es algo que llena de satisfacción, agradezco a todos  que estuvieron aquí presentes, lo disfruto y realmente me siento apachurrado por tanta buena vibra, por tantos buenos deseos y sobre todo por la paciencia que tuvieron todos por escucharme y que ha sido parte de un trabajo que he hecho con cariño y que he agradecido a los dioses que me hayan puesto en el momento oportuno de cambiar de vida, educación y de disfrutar de esta maravilla que es la arqueología, conocer Historia, conocer nuestro pasado, y ser mejores.

A propósito de la labor arqueológica en el pasado y en nuestro tiempo, Arana en forma de balance, dijo: “En cierta manera el trabajo de la arqueología ha cambiado muchísimo, la tecnología, la computación, la fotografía, los estudios digitales sin necesidad a veces de excavar a base de radares, de penetración y de otros muchos instrumentos han acelerado el proceso de conocimiento de nuestro pasado, pero también efectivamente en esta actualidad que se está viviendo es muy agresiva en cuanto mayor población, obras de infraestructura, tipo de construcciones y necesidades de supervivencia hacen que también nuestro pasado se sienta afectado, por las carreteras, por presas, por obras, por construcciones de pueblos, casas de vivienda y de necesidades del ser humano en la actualidad en México y en el mundo este pasado se destruye, y si no tenemos posibilidad para recuperarlo se pierde para siempre.  Es importante mantener un cuidado de nuestro patrimonio, para eso lucha el INAH, no solo por el rescate, mantenimiento,  cuidado y la difusión sino el dejando para el futuro aquello que será descubierto con mayor seguridad e información”.

Arqueología mexicana y el mundo
“La arqueología que realizamos en México comparada con otros países es una arqueología que podemos decir, es de primer mundo en cuanto a la preparación de todos los investigadores en todas las áreas, que el Instituto de Antropología no solo es Arqueología, es la Antropología en general, Antropología física, estamos afortunadamente con las nuevas tecnologías, totalmente actualizados y aplicando lo mismo para las excavaciones que para todo tipo de investigación en archivos, en laboratorios y en todo, consideramos que somos iguales que en cualquier parte del mundo”.

Raúl Arana Álvarez es licenciado en Arqueología por la Escuela Nacional de Antropología e Historia y maestro en Ciencias Antropológicas por la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha participado como director y responsable en múltiples proyectos arqueológicos, sobre todo en salvamentos generados por la construcción de presas hidroeléctricas con mayor énfasis en el Altiplano Central y el Occidente de México, en especial Nayarit, Colima y Guerrero. Ha sido miembro de asociaciones nacionales y extranjeras, así como conferencista dentro del país y fuera de él. Ha escrito y publicado varios libros relacionados con sus investigaciones y descubrimientos. Fue director del Centro INAH-Nayarit de 1988 a 1991. Es profesor titular en Arqueología en la ENAH e investigador de tiempo completo en el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en investigación, protección y conservación de monumentos arqueológicos. Actualmente es responsable de las investigaciones arqueológicas en el Cerro de la Estrella de Iztapalapa.

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...