La Antigua Iglesia de San Lorenzo en Venecia será restaurada

DISTRITO FEDERAL, México, (N22/Conaculta).- 

Con el objetivo de garantizar la presencia de México en las Bienales de Arte y de Arquitectura de Venecia y ampliar la infraestructura cultural de México en el extranjero para potencializar y diversificar la oferta artística mexicana en la ciudad italiana, el Estado mexicano acordó suscribir un comodato en el cual, a cambio del uso de la Antigua Iglesia de San Lorenzo en Venecia como sede para México, se colaborará en su restauración y preservación.

Esta iniciativa del Consejo Nacional para Cultura y las Artes (Conaculta) fue dada a conocer hace unos días, y el  proyecto de restauración y adecuación del inmueble está a cargo de Gastón Ramírez Feltrin, maestro en artes visuales por la Universidad IUAV de Venecia, Italia, quien además cuenta con una amplia experiencia en el área de conservación y restauración de bienes culturales y como colaborador y productor de distintos pabellones en la Bienal de Arte de Venecia, siendo nombrado comisario del Pabellón Mexicano en las ediciones del 2011 y 2012.  

En entrevista, el también artista dio a conocer los detalles de la intervención del espacio, la cual actualmente se está realizando desde dos aspectos: el primero enfocado a evitar que el edificio se continúe deteriorando en los próximos años, el cual se hace a través de un monitoreo constante y general del inmueble.

“También se hace un monitoreo estático estructural, donde se va a implementar un sistema de vigilancia con cámaras de video y sensores que permiten evaluar si se mueve o no la estructura, si las fisuras se abren o cierran o cualquier otro problema”, detalla el comisionado del proyecto.  

El segundo aspecto consiste en hacer que la iglesia tenga los mínimos de seguridad requeridos por las leyes italianas para que pueda ser un espacio abierto al público. Esto implica la instalación de redes metálicas de seguridad entre el techo y las bóvedas, por si hay un desprendimiento de alguna teja o cualquier objeto se detenga ahí y no caiga.

Pero también la instalación de una red de nylon fija en la cornisa del inmueble, para que si hubiera un desprendimiento se detenga en ella y no golpee a las personas que estén en el recinto.

“La idea de esta intervención es que todo sea reversible para mantener el espacio como está y alterarlo sólo en términos de seguridad para los visitantes, interviniendo en los lugares más frágiles de la estructura o en zonas específicas de crisis, por ejemplo, en el marco de la puerta en donde hay fisuras que habrá que anclar o meter en ellas barras de acero para que se solidifiquen.

“En este sentido, todo el proceso tendrá retos, ya que trabajar en Venecia es muy delicado porque la ciudad y el contexto es muy frágil no sólo por estar en medio del agua, sino porque tenemos que intervenir un espacio cargado de historia, de importancia, de grandes vínculos con el patrimonio cultural de la humanidad y con los bienes materiales arquitectónicos”, detalla. 

El proyecto de restauración y adecuación del espacio también implicará la colocación de la instalación eléctrica básica y la construcción de diversas áreas: baños, una taquilla en donde se puedan tener catálogos, un volumen de tres pisos para colocar oficinas, salas de convenciones, de reuniones, proyecciones o de exposiciones, así como una plataforma de alrededor de 500 metros cuadrados en donde se podrán colocar objetos de gran tamaño.

“Esta operación es única, nunca ha sucedido ni en Venecia ni en México, por eso tuvimos que crear un procedimiento ex profeso para este tipo de proyectos. Tanto la Comuna de Venecia, el INBA y el Conaculta hemos estado trabajando para crear toda la infraestructura legal, administrativa y hasta de comunicación para crear el ambiente en el que esto se pueda desarrollar de manera positiva sin que implique riesgos para los países. 

“El proceso de restauración y adecuación de los espacios prevé que tengamos los permisos de accesibilidad al lugar en junio de 2014. A partir de ahí crearemos todo un plan maestro de trabajo para definir qué cosas se van a hacer y en cuánto tiempo”, comenta el también diseñador y productor publicitario. 

En este proyecto (que inició en 2007), participarán alrededor de 300 personas, entre ellas, 40 obreros que colocarán andamios, dos restauradoras y 14 albañiles que harán la fosa séptica para los baños. A ellos se añade el equipo de colaboradores de Gastón Ramírez, integrado por nueve personas, quienes actualmente se encuentran trabajando en el recinto y se encargan de mandar todos los días reportes y fotos de los avances del proyecto.

“También, estamos apoyados en una empresa que se dedica a la promoción cultural y a la creación de espacios de exposición que se llama Green Spin. Esta empresa está dedica específicamente a la restauración del lugar y se va a posicionar como coordinadora. 

“Será la encargada de presentar todos los estudios definitivos para que se hagan los concursos de licitación pública y entonces podamos escoger cuales van a ser las empresas que van a realizar los diversos trabajos, las cuales serán seleccionadas por manejar las mejores técnicas del momento y por la Comuna de Venecia”, concluye Gastón Ramírez.  

México estará presente en la Bienal de Arquitectura de Venecia, a realizarse del 29 de agosto al 25 de noviembre. A través del Conaculta, el INBA y la Secretaría de Relaciones Exteriores se difundirá el trabajo de destacados arquitectos nacionales.



Imagen: http://bit.ly/RenZtG

 12AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...